domingo, 21 de marzo de 2010

De nuevo con vida

La recepción estaba relativamente sola. Ya llevaba más de 9 horas en este palacio. Perdiendo el tiempo… Hubiera resultado de una manera más fácil permanecer apacible si no fuera por aquella humana de la recepción. Lo que hubiera dado por un poco de silencio…tener la mente en blanco y desconectarme de todo aquel ardor y pesar. ¡Pero no!... Ahí estaba esa humana llamada Gianna.

Atacando a mis oídos gritándome con el pensamiento y descontrolándome con sus frenéticos latidos del corazón. No los soportaba. Cada latido frenético y nervioso. Ese sonido de vida humana me estaba volviendo loco… Bump Bump Bump…. ¡Cómo quisiera que se callara!.... Bump Bump Bump…la similitud era casi perfecto, excepto por le hecho de que. Estos latidos no eran música en mis oídos, mas bien resultaban un insufrible recordatorio de mi gran vació….
Torturador, sin misericordia. El recordatorio de que El corazón de Bella se había detenido para siempre….Sin que yo estuviera cerca para evitarlo.

¡Maldita sea. Maldita y mil veces maldita la hora en que la condené!
No lo soporté más. Y el dolor que sentí en mis entrañas fue la punzada más fuerte que hubiera sentido hasta ahora. Salí de aquella sala de recepciones sin dar importancia ante las advertencias de que debía quedarme hasta que me llamaran. Conocía su resolución. No tenía caso.

Caminé por las oscuras calles de Volterra. Solo…
Pensaba la mejor manera de terminar con esto. Pero de una cosa estaba seguro; no provocaría a los Vulturis de una manera que lastimara a un humano. Había llegado a la resolución de que; ningún otro corazón inocente dejaría de latir por mi causa. Jamás…Nunca más… Lo correcto sería tal vez alzar un auto frente a toda la plaza o tal vez simplemente abrir una enorme grita en el suelo. No lo sabía…y no encontraba sentido pensar mucho sobre el asunto. Lo que fuera, sería suficiente para provocarlo… para terminar con esto de una buena vez.

Y de repente me llegó. Tan clara y perfecta, con tan solo mirar aquel cartel de bienvenida a la Fiesta de San Marcos… ¡El SOL! ¿Cómo no se me pudo ocurrir antes?. pleno día, frente a todo mundo, en el mero corazón de Volterra y en medio de aquella ridícula celebración. Los Vulturis lo iban a gozar….pensé macabramente.

Seguí caminando sin algún rumbo fijo, la noches estaba a todo su esplendor…he de deducir que en menos de 3 horas amanecería. Y solo me preocupe en una sola cosa.
Pensar En Bella en mi Última Noche.
:::::
El Sol comenzó a salir tras las capas montañosas que rodeaban Volterra, con el mis últimas horas de existencia. Y comencé a preguntarme porque tenían que hacer cada movimiento de mi vida con un plan premeditado y bien planeado. Bien pude exponerme a los primeros Rayos de la mañana así terminar con esto más fácilmente. Más era un Idiota y Frustrado perfeccionista… ¡Eso era completamente Absurdo!, a estas alturas que importaba la manera de condenarme.

Llegué a la conclusión de que, para asegurar mi muerte al 100. Los haría enfadar de verdad. Aro estaba dispuesto a perdonar con tal de recluirme en su Guardia, exponerme al sol a medio día, en el centro de su cuidad, frente a cientos de humanos como testigos sin duda…sería algo a lo que los Vulturis no podrían encontrarle un perdón- Gran decepción para alguien como Aro, acostumbrado a siempre salirse con la suya.
Hasta en mis últimos momentos resultaba ser un insulso fanfarrón.

De modo que pasé aproximadamente 7 horas vagando en los callejones oscuros alternos a la Plaza de Priori. Esperando en Silencio.
El Reloj marcó las 11.45… era hora de moverse. Hoy acabaría todo. Por fin.

Podía sentir el calor del sol conforme me acercaba a la luz al final de aquel callejón. No escuché los pensamientos del mar de gente que se acumulaba en aquella soleada Plaza, cerré mi mente. De ser posible, quería tener mis últimos momentos con paz, silencio…Con Bella.
11.55. Ya casi… y mi mente comenzó a volar por si sola…hacia ella, hacia nuestro momentos juntos, sin impórtame si esto me causaría más dolor. De cualquier manera…Pronto terminaría.
Te quiero… Más que a nada en este mundo. ¿No te basta con eso?

Casí podía sentirla cerca, mis recuerdos volaron… y por un momento, juré poder aspirar aquella fragancia enloquecedora. Supe que era solo mi imaginación…porque de algún modo, su olor no me provocó el mismo malestar y la misma ansia de beber de aquella sangre deliciosa. Seguí recordándola…
Sueño con estar contigo para siempre
Y yo también. Lo deseé, y lo seguiré haciendo siempre… ante cualquier cosa en este mundo. Volverte a ver, escucharte….Tocarte. Besarte. Bella…
Edward

Las campanadas comenzaron a sonar…una por una, y con ellas la voz de Bella volvió a irrumpir en mi cabeza, suave…Como extrañaba ese timbre…
De repente me sentí esperanzado. Mi teoría de volverla a ver después de que todo acabara se hizo un deseo y una esperanza grande. Solo una vez más… Solo quiero verla una vez más recé y rogué en mis pensamientos. ¿El Señor podría escuchar a un Vampiro?…no lo sabía, pero algo en mi interior me decía que si…
Otra campanada resonó…

Abrí mis brazos lentamente, con las palmas vueltas hacia arriba… Estaba listo, siempre lo estaba para reunirme con ella en donde quiera que fuera….La amo, la amo de una manera tan poco racional, tan profunda. Más de lo que pensé podría querer a alguien… Y es una tontería pensar que pude haber encontrado a alguien más antes de conocerla. Ella siempre ha sido y será mi Corazón…. Pase lo que pase.
Haberla perdido solo reafirma lo que yo ya sabía…
Era mi Todo, Mi Vida….Mi Bella.
…¡Edward, Mírame!

Volví a escuchar su voz llamándome. Sonreí y lentamente dí el pasó definitivo, pude percibir los leves rayos de sol. No estuve seguro de haberme expuesto por completo…lo supuse, porque el calor mas reconfortadle que jamás hubiera sentido chocó contra mi pecho y le dio la Paz que buscaba a todo mi ser.

Entonces. Ya estaba Muerto.
Porque el Ángel más hermoso del cielo cayó del cielo hacia mi después de dar el paso definitivo. Lo sujete contra mi para retenerlo más tiempo, y dí gracias infinitas al cielo por haberme escuchado…Abrí lentamente los ojos, encontrándome con los de ella… Crispados, tal y como los recordaba, el contacto de su piel con la mía hizo un choqué eléctrico…. Y como si fuera una maquina revitalizadora. Sentí como si mi Ausente y muerto corazón regresara a mi pecho… Y por imposible que parezca. Palpitara como jamás lo ha hecho.
Estaba Muerto. Pero con ella… Nada podría ser mejor.

—Asombroso. Carlisle tenía razón—murmuré divertido pensado en las veces que negué aquella teoría y como yo mismo llegué a rogar por una antes de morir. Interesante, siento un vampiro pecador y un monstruo de lo más atroz, después de todo, tenía Alma… pero eso ya no me importaba en lo más mínimo.
Bella estaba de a mi lado de regreso… fuertemente sujeta a mi pecho, Conmigo… Eso era lo único que me interesaba.

Gozaba, de verdad disfrutaba de mis momentos en el paraíso. Y por primera vez en años, sentí lo que era en verdad estar en la gloría, una sensación que tal vez hubiera experimentado hace 90 años, de no ser por mi transformación…No, ahora que lo pensaba. Aun habiendo muerto en esa época e ido al cielo…no se podría disfrutar de tan exquisito alivió y de tan infinito gozo.

—Edward—pronunció con a penas voz audible, pero fue suficiente para hacerme volar una vez más—Debemos de volver a las sombras. ¡Tienes que moverte!
Eso me confundió, ¿Y por que decía aquello?, Ya estábamos muertos, que caso tenía volver o no a aquel callejón oscuro… ¡Ja!, quise reírme ante aquella sensación tan familia que de alguna manera, llegué a extrañar tanto; Una vez más quería saber en que estaba pensando. Acaricié su mejilla y me regocije de sentir aquel calor correr por sus pómulos y hacer sentir a mis gélidas manos aquel contacto que tanto añoraban.

Tenía que darles crédito a mis asesinos, esto fue más de lo que me esperaba.
—No puedo creerme lo rápidos que han sido. No he sentido absolutamente nada, son realmente buenos —musité y no pude evitarlo, cerré mis ojos y le besé los cabellos. Esto era prácticamente una novela sacada a la realidad….Aquí estaba, muerto y reunido con el amor de mi existencia. La muerte no hacia justicia a Bella, siempre seguiría tan hermosa de cualquier manera. Me sentí Un Romeo Gozoso—. «Muerte, que has sorbido la miel de sus labios, no tienes poder sobre su belleza» —cité el verso de la novela que tanto se identificaba con nosotros. La apreté más contra mí.

Fue entonces cuando lo capté. Oh…
Aquel aroma tan exquisito volvió a rasparme la garganta, pero no de la misma forma… Como si mi urgencia de beberlo hubiera desaparecido por completo. Interesante, una tortura muy práctica…
…. Ya tan Satisfactoria

—Hueles exactamente igual que siempre. Así que quizás esto sea el infierno. Y no me importa. Me parece bien.

—No estoy muerta— Casí me grito desesperada— ¡Y tampoco tú! Por favor, Edward, tenemos que movernos. ¡No pueden estar muy lejos!

Trató de moverme frustrada, mientras mi confusión se hacia más grande. Bella lucia realmente desesperada por devolverme hasta las sombras de aquel callejón, y está vez no me dio gracia la incertidumbre. ¿por qué?. ¿Que caso tenía regresar si ya era demasiado tarde?…Por que era, ¿Cierto?. Ella estaba Muerta….y por lo tanto yo también, el simple hecho de tenerle conmigo era suficiente prueba.
Pero, y si….

—¿Qué estás diciendo? —pedí que me explicara, esto estaba llegando a un punto que lejos de agradarme, comenzaba a asustarme.

—¡No estamos muertos, al menos no todavía! Pero tenemos que salir de aquí antes de que los Vulturis...
No necesitó decirme más. En ese momento la comprensión llegó tan rápido como mis sentidos recuperaron la razón. El aroma, la calidez….Maldita sea, ¡su latido de Corazón! Ahí estaba, con ritmo errático y acelerado, tal y como lo recordaba….¡Estaba Viva!, ¡estábamos vivos!. No me di tiempo suficiente para razonar lo que estaba pasando, ni como era posible todo esto. No pude…
Fue cuando me dí cuenta de que ya no estábamos solos, ELLOS estaban aquí, Y Bella conmigo…
Reaccioné inmediatamente y regresamos a las sombras de aquel callejón, en un rápido movimiento coloque a Bella detrás de mí, ocultándola lo más Posible de nuestros “vigilantes”, y el sentimiento de Deja Vu regresó, una vez más…me encontraba lo más cerca de ella, protegiéndola, ¡Irónico!, hacia solo unos días estaba convencido de que lejos de mi estaría segura, y hoy no podía darme el lujo de separarme ni un centímetros de ella.
Cubrí todo su cuerpo con mi espalda.
Ahí estaban, de pie y portando aquellas capaz; Félix y Demetri. Los sabía, lo sabía de ante mano…Si no había roto la regla de exponerme ante el sol, si había faltado a la ley más importante de nuestra especie, y la prueba de ello estaba temblando y epirando justo tras de mi.
Maldecía nuestra mala suerte
---------------------------------------------------------------
Hola hola.
jaja amoo dejarlas con la intrega jaja bueno se supone que hoy iba a ser la recomendaciones pero como estoy muuy eneferma no me pude pasar por los bloogs. En la prox. entrada van mis recomendaciones !Prometido¡
Sin mas que decir me vooe
bye bye besoos
atto: gaby!!**

2 comentarios:

  1. Amo esta historia!!!
    Grax x publicarla! ^^

    ResponderEliminar
  2. aMO LA HISTORIA PORFA COMENTA PRONTO

    ZULEMA

    ResponderEliminar

Un bloOg noO esta coOmplenthoO sii noO dejas thu coOmenthariioO